sábado, 8 de septiembre de 2018

De vuelta a las andadas

Si bien pudieran pensar que el título tiene que ver con la ya imperiosa necesidad de desempolvar este blog, en realidad está relacionado con mi última entrada y mi pasatiempo favorito: ir a conciertos de mis bandas favoritas.

Y es que, durante algún tiempo, dejé de ejercitar mi deporte favorito de ir a conciertos en vivo, ya sea porque alguien me convencía que no valía la pena, o porque yo misma me convencía que estaba muy ocupada y que tenía cosas más importantes que hacer. La realidad es que la música es una de mis terapias favoritas. La música me transporta a lugares y memorias que me inspiran y me renuevan. Así pues, de un par de años para acá, he decidido reencontrarme con mi pasatiempo favorito, a pesar de que a mi edad eso pudiera pensarse contraproducente. Sin embargo, si alguien cuyo nombre no mencionaré fue a un concierto de Maroon 5 a pesar de estar a días de dar a luz... a mi qué me pudiera pasar 😄

Y todo esto viene a colación pues recientemente me puse a hace recuento de todos los conciertos a los que he ido recientemente... y han sido muchos. La lista completa la pueden encontrar en mi perfil de setlist.fm. De hecho, apenas en 2017 fui a mi primer festival y ahora ya me volví adicta a ellos. Del 2016 a la fecha he visto en concierto a 18 artistas distintos, dos veces a U2 en giras distintas (The Joshua Tree y el ei2018tour) y he asistido a tres festivales (Corona Capital, Wonderland y Hellow Fest). Para lo que resta del año me queda ir al Tecate Out Live (a ver a la espectacular St. Vincent), asi como ir a la Ciudad de México a ver a Nick Cave y al Corona Capital 2018, en donde muero de ganas por ver a Bastille. Entre el 2016 y 2018 habré visto más artistas en vivo de los que había visto hasta antes del 2016. 

Lo anterior podría sonarles a que estoy perdiendo el control y que ya no tengo salvación. La realidad es que, si bien he decidido disfrutar más de mi tiempo libre y dedicarlo a los conciertos, también tiene que ver con la tendencia actual en la que las bandas se juntan en festivales pues, es la única manera en que algunos sitios (como el pueblo en el que vivo) pueden darse el lujo de pagarles para que vengan. Y para ejemplo un botón: el único lugar en México al que Maroon 5 vino en su gira actual fue a Monterrey, y fue al festival Hellow Fest.

Ahora mismo estoy con ansias de ver si Smashing Pumpkins viene a México en 2019, así como ver cual será la lista de artistas que vendrán al festival Wonderland en Marzo. Por lo mientras, si andan en alguno de los eventos que antes mencioné, no duden en buscarme y, si me encuentran, las cervezas corren por mi cuenta 😏🍺