lunes, 19 de diciembre de 2016

¿Fiestas? decembrinas

Si bien el fin de año es un buen momento para reflexionar sobre los éxitos obtenidos que, afortunadamente en mi caso son muchos, siempre me queda la tarea de soportar la monserga que representa el mes de Diciembre por muchas razones:

  • Generalmente asociamos las fiestas decembrinas con celebraciones religiosas y familiares. Pero, desde mi muy personal ateismo, las primeras no se me apetecen y, como a muchas personas de la comunidad LGBT, las segundas generalmente tampoco son una opción dado el rechazo que muchos vivimos por parte de nuestras familias.
  • Este fin de año me tocó lidiar con problemas de salud, particularmente el zika, el cual no se lo deseo a nadie.
  • Este año terminó con un tono desesperanzador dada la discriminación enraizada en nuestra sociedad y la violencia de género que parece no tener límite. De hecho, durante nuestra tradicional posada en el trabajo, yo comentaba con colegas el deseo que tengo de echarme un viaje por carretera. Sin embargo, igual les comentaba que eso es un deseo que no veo cómo cumplir sin contar con un macho alfa que me haga compañía. La reacción de mis colegas fue de inmediatamente relacionar mi comentario con lo sucedido a Ana Gabriela Guevara. Teniendo este caso en cuenta, ahora consideremos que el riesgo de ser victima de violencia aumenta en mujeres trangénero en al menos un 30%. 
Pero por favor no me malentiendan. La motivación para escribir esto no es que me compadezcan pues, afortunadamente soy una persona muy independiente y siempre logro pasar unas muy productivas y enriquecedoras fiestas decembrinas. Más bien me gustaría que reflexionaran en un contexto más general sobre lo que aquí escribo y que, en el 2017, trabajemos para que las condiciones de vida de la comunidad LGBT (y de toda la sociedad Mexicana) mejoren significativamente.

Así pues, tenemos que trabajar en la empatía, el total reconocimiento de los derechos humanos, y en mejores mecanismos para educar a la sociedad. Ojalá esto forme parte de sus deseos de año nuevo y, de ser así, avísenme para que juntos podamos hacerlo realidad 😉

¡Felices fiestas a todos!

lunes, 12 de diciembre de 2016

Gracias a la BBC

Quiero agradecer públicamente a la BBC por haberme incluido en su reciente nota sobre mujeres transgénero exitosas rompiendo moldes en América Latina. Realmente es un lujo que un medio como la BBC nos proporcione un espacio para seguir ganando visibilidad en una sociedad tan heteronormada. 

Me hubiera gustado aún más que en la nota se listaran no sólo 6, sino 60 o 600 mujeres transgénero exitosas. Sin embargo aún nos falta mucha apertura para llegar a esos niveles. De allí la importancia de que sigan surgiendo más personas decididas a romper los moldes y logremos la tan ansiada equidad. Tendremos que seguir trabajando...

jueves, 1 de diciembre de 2016

Zika

Quiero aprovechar este medio para agradecer a todos los que han estado al pendiente de mi en estos días en los que he andado enferma. Antier me comencé a sentir mal, ayer me sentía fatal, y hoy ya me siento mejor. 

Hoy visité a mi médico de confianza y me confirmó lo que ya me temía: tengo zika. De hecho, el médico me hizo notar el salpullido que a mi me había pasado desapercibido. A esto le sumamos el dolor en todo el cuerpo, la fiebre, y los ojos llorosos. Si bien no me realizaron la prueba de orina para probar de manera definitiva la presencia del virus, la sintomatología es contundente.

Más aún, está resultando fácil para los médicos detectar el zika debido al alto número de casos que están observando en Nuevo León. Al parecer, eso de que a todos nos va a dar zika es real. Lo preocupante es que no se hizo nada por evitarlo, y ahora el sistema de salud tendrá que enfrentarse con consecuencias que no serán fáciles de controlar sólo con paracetamol. En específico, habrá que pensar que, en éste pueblo doblemoralista llamado regiolandia, la transmisión del zika puede alargarse independientemente de los mosquitos mediante el contacto sexual sin protección. Además, el virus ya ha sido relacionado con casos de microcefalia en Brasil y, aunque en México dicen que no ha habido tales casos, yo no he escuchado que en la entidad se esté dando o siquiera pensando en algún programa especial para vigilar esta situación entre mujeres embarazadas. Creo que en Nuevo León, nuestro flamante Secretario de Salud ya nos recetó la del ajo y agua.


Ojalá que no les toque lidiar con el zika pero, si se sienten mal, por favor vayan al médico y manténganse en reposo. Yo espero haber librado lo peor y estar de vuelta pronto para darles lata como siempre lo suelo hacer 😁 Nuevamente agradezco a todos sus buenos deseos, especialmente a los que apoyaron fervientemente pasear mis cenizas como a las de Fidel 😆