sábado, 11 de mayo de 2013

Gira artística por Polonia


Del 6 al 18 de Junio próximos estaré de gira por Polonia. El motivo principal de mi viaje es consolidar la colaboración que hemos establecido con el Dr. Tomasz Piotrowski de la Universidad Nicolás Copérnico en Torún, Polonia. Con él, estamos trabajando en temas relacionados con la localización de actividad cerebral utilizando el concepto de filtrado espacial. De hecho, nuestros resultados iniciales serán presentados a fin de este mes en el congreso internacional ICASSP.

Además de interactuar con el Dr. Piotrowski, estaré dando una serie de pláticas a otros grupos con intereses de investigación afín a los mios, esperando que de estas presentaciones resulten otras interacciones fructíferas. Así pues, esta es mi agenda de presentaciones, en caso de que anden por allí y quieran verme en acción:

  • 12 de Junio, Departamento de Física Biomédica, Universidad de Warsaw, Polonia. Host: Dr. Jaroslaw Żygierewicz.
  • 13 de Junio, Departamento de Informática, Universidad Nicolás Copérnico, Torún, Polonia. Host: Dr. Tomasz Piotrowski
  • 17 de Junio, Departamento de Neurofisiología, Universidad de Warsaw, Polonia. Host: Dr. Daniel Wójcik
Y aunque mi agenda luce muy ocupada, espero tener oportunidad de al menos poder darme una vuelta por Torún y el museo de Nicolás Copérnico.

sábado, 16 de marzo de 2013

Atento aviso: pronombres

Al parecer, a algunas personas no les queda claro mi deseo de ser reconocida como mujer. O bien, no están seguros sobre qué pronombres son adecuados para una mujer transgénero. 

No se si las palabras que he puesto en negrillas aún no se los deja en claro, o si mi vestimenta no les da un indicio de cuáles son los pronombres adecuados, o tal vez necesitan que les enseñe un poco más de mis senos para entender que, los pronombres adecuados para dirigirse a mi son los del género femeninoDe igual forma, si quieren referirse a mi en base a mi título, entonces pueden usar el título de DOCTORA (Dra.), pues de otra manera lo consideraré como algo rudo de su parte y, dependiendo de mi ánimo, puedo considerarlo incluso como insultante.

viernes, 1 de marzo de 2013

Novedades

Hacía ya un buen rato que no actualizaba mi página profesional. Hoy le dediqué un rato pues tenemos muchas novedades en el grupo: nuevos integrantes, nuevos artículos, viajes, etcétera.

Así pues, los invito a que se den una vuelta por mi página y se enteren de lo nuevo en el Laboratorio de Procesamiento de Señales Médicas del Cinvestav Monterrey. 

sábado, 2 de febrero de 2013

Diminutivitis

Desde hace ya algún tiempo vengo notando la forma en que la gente habla abusando del diminutivo y, honestamente, ya me tiene harta. La explicación que doy a este fenomeno es la severa depresión en la que viven (muchos sin saberlo) miles de Mexicanos. A continuación les explico más a fondo mi teoría.

El primer signo de esta diminutivitis que azota a la población Mexicana viene de la mano con el incremento de la inseguridad y la violencia. Es aquí donde la gente, víctimas del miedo, comienzan a referirse a los maleantes como "malitos". A mi me daba risa cada vez que escuchaba a alguien decir que fulanito estaba metido con los "malitos", cómo si dicha persona estuviera detrás de nosotros y se fuera a ofender por referirnos a él o ella como un maleante. En ese momento dejé pasar este síntoma, pero la enfermedad se agravó...

Más adelante, hipersensibilizada  a los horrores lingüísticos, empezó a causarme molestia las constantes referencias hacia personas obesas como personas "un poquito gorditas". No me cabe en la cabeza cómo, ante la terrible epidemia que tiene a nuestro país en primer lugar mundial de obesidad, la gente no es capaz de enfrentar sus miedos y su realidad, y llamar a las cosas por su nombre: !los Mexicanos somos una bola de gordos!

La gota que derramó el vaso fue la semana pasada, cuando fuimos mi esposa y yo a desayunar a IHop, que el mesero que nos tocó estaba sufriendo de un caso de diminutivitis aguda. Todo comenzó cuando nos ofreció un "cafecito". Esto, para alguien como yo que toma más café que un velador, fue un sacrilegio. Así pues, le pedí al mesero que mejor me trajera un "cafezote". Lamentablemente mi petición no fue cumplida pues, al parecer, las tasas del IHop sufren de diminutivitis crónica. El colmo fue cuando el mesero nos preguntó cómo queríamos nuestros "huevitos", a lo cual yo estuve a punto de contestar con una bofetada. Logré mantener la calma y preferí sacar mi frustración al momento de pagar la cuenta dejandole al mesero la "propinita" que se merecia.

Así pues, no se si efectivamente estaré pasando por un episodio de hipersensibilidad lingüística, pero me temo que no. Los signos son claros y la razón aparente: los Mexicanos lidiamos con nuestros problemas evadiendolos y minimizandolos.