jueves, 13 de septiembre de 2012

Crónica de la expo sexo y entretenimiento

A finales de Agosto tuvo lugar la Expo Sexo y Entretenimiento en Monterrey, aunque en realidad tuvo lugar en la Fe Music Hall, que se encuentra en el municipio de San Nicolás. Al parecer, una expo como la de Sexo y Entretenimiento no puede llevarse a cabo en los lugares donde comúnmente convergen otras expos, tales como Cintermex o el Centro Convex. A mi esto no se me hace coherente, especialmente porque Cintermex se encuentra sobre Avenida Madero que, a la altura del centro de Monterrey, se encuentra plagado de centros nocturnos y de entretenimiento para adultos.

Pero bueno, a los Apodaquences nos queda en corto ir a la Fe Music Hall, y hacia allá fuimos mi esposa y yo a la Expo Sexo y EntretenimientoYo esperaba encontrarme con tiendas para comprar ropa sexy, zapatos y juguetes, así como ver si algún grupo o asociación civil hacía acto de presencia. Igualmente esperaba ver negocios locales haciendo promoción de diversidad de servicios y, en una de esas, encontrarme con los grandes conglomerados de la industria del entretenimiento de adultos, tales como Playboy o Penthouse. Todas estas expectativas estaban basadas en lo que yo había visto en otras expos de temática similar que había visitado hace años en los Estados Unidos.

Lamentablemente, lo que vimos no fue nada de lo que esperábamos. Apenas había algunas tiendas. Lo que dominaba era la presencia de plataformas en donde chicas sensuales (algunas de ellas en topless) dejaban ser tocadas y ser fotografiadas por todo hombre que pagara veinte pesos. Entonces, la mecánica de la expo parecía ser llegar, tomar cerveza y formar fila para tocarle los senos a alguna chica y tomarse la foto del recuerdo. Sólo habíamos algunas mujeres que recorriamos las tiendas poco surtidas en busca de algo que nos llamara la atención. En el escenario principal había un grupo de animación que intentaba amenizar el evento al viejo estilo de Mario Bezares y su Acabatelo, pero en una versión con aún menos ropa.


Así pues, no fue mucho el rato que pasamos en la expo. Pronto nos fuimos con la desilusión de lo que pudo haber sido un verdadero rato de entretenimiento y que sólo quedo en la triste muestra de lo que el sexo significa para la sociedad regiomontana: un tipo de entretenimiento de dominio machista en donde la mujer es un mero objeto, y en donde la mujer no tiene acceso a medios para diversificar su placer sexual. Me queda claro que en Monterrey se vive en una sociedad con la mentalidad del cuchi cuchi (por algo Josefina Vázquez Mota obtuvo tantos votos en Nuevo León), y que el hombre regiomontano no tiene dificultad en encontrar la manera de obtener su cuchi cuchi.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario