domingo, 24 de octubre de 2010

La ciudad y los perros


Aunque el título de esta entrada a mi blog pareciera inspirado por el reciente otorgamiento del Premio Nóbel de Literatura a Mario Vargas Llosa, realmente no tiene nada que ver con eso y más bien debe interpretarse de manera literal.

Y es que en últimas fechas mi mujer y yo hemos estado debatiendo la posibilidad de adoptar un perrito. Sin embargo yo estoy renuente pues mi cuadra ya es una sucursal de la perrera municipal y, por si fuera poco, parece que hay una epidemia de neurosis canina: basta que un perro encuentre un pretexto para ladrar para que toda la cuadra tenga un concierto de ladridos.

A veces me pregunto si lo perros de esta cuadra estarán neuróticos por el encierro en el que viven o si se contagiarán de la neurosis de sus dueños. Cualquiera que sea la razón, cada día me siento menos motivada para tener un perro, especialmente cuando oigo los ladridos de los perros vecinos y bien pareciera que lo que están haciendo es gritar por auxilio para que alguien los libere de su encierro. Así, no le veo el caso adoptar un perro para traerlo a este ambiente.

martes, 12 de octubre de 2010

La triste realidad de México


La noticias en CNN (y posiblemente en otras agencias noticiosas) estan ahorita centradas en Chile, en donde están haciendo lo que nosotros no supimos (o quisimos) hacer cuando algo similar sucedió en Pasta de Conchos. Mientras tanto, México es noticia por los decapitados y otras atrocidades relacionadas con la "lucha al crimen organizado".

¿Cuál es la diferencia entre México y Chile? El valor de la vida. Mientras en Chile no se escatiman recursos para salvar a los mineros, aquí la gente es asesinada a diestra y siniestra sin el menor remordimiento, ni de los criminales, ni de las autoridades. Esta es la triste realidad de México.

sábado, 2 de octubre de 2010

Mi punto de vista del caso Yamile

La nota de la semana fue la balconeada que sufrieron los miembros de la selección Mexicana tras su fiesta aquí en Monterrey. Y es que más allá de la fiesta, a los medios les dio por poner en entredicho los miembros de los asistentes a dicha fiesta, lo cual a mi me parece un absurdo. Como aficionada al futbol me parece justo que se critique la falta de cojones de los jugadores en relación a su desempeño en la cancha. Sin embargo, me tiene sin cuidado su preferencia erótico-afectiva, así como las personas con las que se relacionan en su tiempo de esparcimiento.

Me parece que toda esta polémica tiene dos explicaciones:

1.- Los medios no tienen la capacidad de hacer periodismo, así que se van por las notas fáciles:las amarillistas.
2.- El futbol Mexicano está envuelto en el antiguo machismo Mexicano personificado por Pancho Pistolas: los futbolistas deben ser hombres viriles y representantes del portento machista Mexicano. En ese contexto, no se pueden dar el lujo de ser homosexuales ni, mucho menos, tener preferencias erótico-sexuales más diversas.

Pero, de todo esto, lo que más molesta me tiene es la actitud de la famosa Yamile. Ella es la personificación de todos los prejuicios existentes hacia las personas travestis/transexuales/transgéneros y, lamentablemente, su actuación en esta polémica no hace más que reforzar dichos prejuicios. Yamile aprovechó para hacerse publicidad y ahora es la
travesti/transexual más cotizada en los circulos en los que ella se mueve. Lamentablemente la gente tiende (ante la presión mediatica) a generalizar, por lo que el estigma se hace perdurable.

En conclusión, no me importa lo que Yamile tenga o deje de tener en medio de las piernas, ni en medio de qué piernas decidan meterse los seleccionados nacionales. Creo firmemente que a ninguno de nosotros deberia interesarnos eso... Ojalá los medios lo entendieran así.