jueves, 21 de mayo de 2009

¡Las ruedas están en movimiento! / Wheels are in motion!

English translation available here

¡Las ruedas están en movimiento! !Las estrellas y los planetas parecen estar alineados! ¡¡¡Todo parece indicar que la transición es inminente!!! Bueno... esto pudiera sonar sumamente optimista, pero así es como me siento en este instante. Y es que, hace unos momentos platiqué con mi jefe acerca de mi identidad de género y de mi deseo de vivir tiempo completo como mujer, incluyendo (obviamente) mi lugar de trabajo, todo esto tan pronto como fuera posible.

Hablar con mi jefe requirió de mucho valor. Aún así, yo estaba muy optimista en relación a su respuesta debido a tres razones primordiales: (i) Él es una persona sumamente sensible, correcta y respetuosa, además de muy profesional y de buen juicio; (ii) nuestro trabajo es en academia, donde la mayoría de la gente es de mente abierta y bien educada; (iii) nuestro trabajo es en una paraestatal, en donde existen ciertos criterios antidiscriminatorios.

Ante todas esas condiciones, lo único que me faltaba era tener los huevos (irónicamente) y elegir el mejor momento para platicar con mi jefe. El día llegó y hoy fui a su oficina a hablarle de mi deseo de vivir tiempo completo como Dania. Inicialmente él se sorprendió, pero rápidamente empezó a actuar de una manera muy responsable y me ofreció todo su apoyo para hacer que mi transición fuera lo más sencilla posible y, a la vez, me aseguró que mi decisión no afectaría mi desarrollo profesional dentro de la institución.

Entonces, ¡tengo razones para estar contenta! Ahora lo que sigue es ir hablando con mis colegas y esparcir la noticia. Esto puede que tome tiempo, pero siento que ahora nada puede detenerme y que mi transición se va a convertir en una realidad.



Wheels are in motion! The stars and planets seem to be in alignment, so now transitioning its imminent!!! Well... maybe I sounded too optimistic, but that's the way I feel now, right after talking to my boss about me being a transgender person and telling him about my desire to live full time as a woman, including (obviously) the work place, as soon as possible.

Talking to my boss required a lot of courage. Still, I was very optimistic about his reaction because of three things: (i) he's a very sensitive, correct, and respectful person, as well as very professional and with good judgment; (ii) we work in academia, where most of the people is open-minded and well educated; (iii) we work in a government institution with certain degree of
non-discriminatory criteria.

Under all those conditions, the only thing left was to grow a pair of balls (ironically) and choose the right moment to tell him. Today was the day and I went to his office and told him about my wish of living full time as Dania. He was surprised, but immediately started acting in a very responsible way and offered me his full support to make my transition as smooth as possible, while ensuring that the transition won't change or affect my professional development.

So, I have reasons for being very happy! Now, I'm planning to go with my colleagues and spread the word. This might take some time, but at least now I know that nothing can stop me and my transition is becoming a reality.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario