sábado, 28 de marzo de 2009

Cómo ser flaca y no morir de inanición

Mientras me desayuno un delicioso Muffin Blueberry de Starbucks (con aproximadamente 420 calorias) aprovecho para comentarles algo respecto a mi dieta:

Una de las cosas que me han ayudado mucho durante mi transición fue perder peso como una forma de mejorar mi apariencia y elevar mi autoestima. Prueba de que mi dieta fue de ayuda la pueden ver en la entrada a este blog del 15 de septiembre del año pasado. Para esas altura ya llevaba entre 3 y 4 meses de dieta controlada con una doctora con la especialidad en nutriología. Quiero hacer énfasis en que, desde entonces y hasta ahora, mi dieta ha sido perfectamente controlada por mi nutriloga y yo, con mi característica cuadratura mental, he llevado registro estrícto de mi conteo calórico, peso y grasa corporal.

Al momento de alcanzar un peso ideal (el cual por cierto
sólo tiene el 7% de la población) decidí bajar un poco más por vanidad, pero siempre cuidando de no sobrepasar el límite saludable. Así pues, mi nutrióloga llevo mi peso a ese límite y me dijo que, para mantenerme allí, debo mantener un consumo calórico diario de entre 2200 y 2500 calorias. Este márgen podrá parecerles bajo, y realmente lo es si consideramos que sólo el 7% de la población come lo que debe de comer.

Es por ello que hoy escribo a todos quienes han mostrado preocupación por mi peso y que por todos los medios han intentado persuadirme a comer más y engordar. A ellos les digo:

  1. Soy una persona saludable y con un peso que me permite mantenerme saludable y activa.
  2. Efectivamente mi apariencia tiene que ver con una moda, de la cual muy probablemente no tendré oportunidad de ser partícipe en un futuro cuando por mi edad tenga irremediablemente que engordar. ¿Acaso no tengo derecho a experimentar también esta parte de la feminidad ahora que puedo y sobre todo si lo hago de manera responsable?
  3. No tienen que obligarme a comer. Soy una persona sumamente responsable y cuido mi consumo calórico tal y como mi doctora/nutriologa me lo dice. Para muestra, la siguiente gráfica:

  4. * Esta semana estuve enferma del estómago por unos días, lo que impactó en mi consumo promedio
    ** Este promedio no incluye el día de hoy, pero hoy pienso comerme una vaca entera :)

  5. No pienso bajar más de peso. ¿Cuál es mi peso actual? Eso es algo que no se le pregunta a una dama.
  6. Estoy muy contenta con mi peso y apariencia actual.



Y bueno, si esto aún les deja con dudas respecto a mi integridad, con mucho gusto les puedo presentar a mi nutriologa. Igual y se dan cuenta que no es tan malo ser parte de ese exclusivo 7% de la población mundial (el cuál por cierto vive de 5 a 10 años más que el resto de la población). Para terminar los dejo con mi consumo calórico detallado del día de ayer para que juzguen si pude haber muerto de inanición o no:

Desayuno: Un Yogurt bebible light, dos mantecadas bimbo y mucho café (315 cal)
Snack: Una manzana (80 cal)
Comida: Una ensalada de Subway con aderezo ranch light, queso manchego, queso parmesano, aceite y vinagre (140 cal) y 1/2 de Pizza de Messa Rica, que es una pizza con queso, jamón, espinacas y champiñones, presentada al estilo calzone (1200 cal).
Cena: 1 taco pirata con fajita de res y queso asadero en tortilla de harina grande (485 cal. aprox.) y tres copas (18 oz.) de vino tinto (468 cal.).
Subtotal: 2688 cal. A esto restenle 76 cal. de 19 minutos corriendo en la caminadora por la mañana, entonces tenemos...
Total: 2612 cal. (Nota: no se incluyeron bebidas al ser todas de cero calorias).

No hay comentarios.:

Publicar un comentario