sábado, 28 de marzo de 2009

Cómo ser flaca y no morir de inanición

Mientras me desayuno un delicioso Muffin Blueberry de Starbucks (con aproximadamente 420 calorias) aprovecho para comentarles algo respecto a mi dieta:

Una de las cosas que me han ayudado mucho durante mi transición fue perder peso como una forma de mejorar mi apariencia y elevar mi autoestima. Prueba de que mi dieta fue de ayuda la pueden ver en la entrada a este blog del 15 de septiembre del año pasado. Para esas altura ya llevaba entre 3 y 4 meses de dieta controlada con una doctora con la especialidad en nutriología. Quiero hacer énfasis en que, desde entonces y hasta ahora, mi dieta ha sido perfectamente controlada por mi nutriloga y yo, con mi característica cuadratura mental, he llevado registro estrícto de mi conteo calórico, peso y grasa corporal.

Al momento de alcanzar un peso ideal (el cual por cierto
sólo tiene el 7% de la población) decidí bajar un poco más por vanidad, pero siempre cuidando de no sobrepasar el límite saludable. Así pues, mi nutrióloga llevo mi peso a ese límite y me dijo que, para mantenerme allí, debo mantener un consumo calórico diario de entre 2200 y 2500 calorias. Este márgen podrá parecerles bajo, y realmente lo es si consideramos que sólo el 7% de la población come lo que debe de comer.

Es por ello que hoy escribo a todos quienes han mostrado preocupación por mi peso y que por todos los medios han intentado persuadirme a comer más y engordar. A ellos les digo:

  1. Soy una persona saludable y con un peso que me permite mantenerme saludable y activa.
  2. Efectivamente mi apariencia tiene que ver con una moda, de la cual muy probablemente no tendré oportunidad de ser partícipe en un futuro cuando por mi edad tenga irremediablemente que engordar. ¿Acaso no tengo derecho a experimentar también esta parte de la feminidad ahora que puedo y sobre todo si lo hago de manera responsable?
  3. No tienen que obligarme a comer. Soy una persona sumamente responsable y cuido mi consumo calórico tal y como mi doctora/nutriologa me lo dice. Para muestra, la siguiente gráfica:

  4. * Esta semana estuve enferma del estómago por unos días, lo que impactó en mi consumo promedio
    ** Este promedio no incluye el día de hoy, pero hoy pienso comerme una vaca entera :)

  5. No pienso bajar más de peso. ¿Cuál es mi peso actual? Eso es algo que no se le pregunta a una dama.
  6. Estoy muy contenta con mi peso y apariencia actual.



Y bueno, si esto aún les deja con dudas respecto a mi integridad, con mucho gusto les puedo presentar a mi nutriologa. Igual y se dan cuenta que no es tan malo ser parte de ese exclusivo 7% de la población mundial (el cuál por cierto vive de 5 a 10 años más que el resto de la población). Para terminar los dejo con mi consumo calórico detallado del día de ayer para que juzguen si pude haber muerto de inanición o no:

Desayuno: Un Yogurt bebible light, dos mantecadas bimbo y mucho café (315 cal)
Snack: Una manzana (80 cal)
Comida: Una ensalada de Subway con aderezo ranch light, queso manchego, queso parmesano, aceite y vinagre (140 cal) y 1/2 de Pizza de Messa Rica, que es una pizza con queso, jamón, espinacas y champiñones, presentada al estilo calzone (1200 cal).
Cena: 1 taco pirata con fajita de res y queso asadero en tortilla de harina grande (485 cal. aprox.) y tres copas (18 oz.) de vino tinto (468 cal.).
Subtotal: 2688 cal. A esto restenle 76 cal. de 19 minutos corriendo en la caminadora por la mañana, entonces tenemos...
Total: 2612 cal. (Nota: no se incluyeron bebidas al ser todas de cero calorias).

Recapitulando


Seguramente el café acumulado de toda la semana junto con una noche de viernes en la que fui sobrestimulada resultaron en una noche de poco sueño y un comienzo temprano a mi Sábado. Asi que, aprovechando que estoy despierta desde las 6:30AM, voy a escribir un poco de lo relevante en las últmas semanas.

Empezamos con el fin de semana pasado que fui a la Ciudad de México a un evento familiar. A pesar de ser un evento en el que había mucha expectación, yo no estaba muy emocionada pues el estrés de ver a algunos familiares y efrentarme a su crítica me quitaba la emoción. Y aunque efectivamente tuve muestras de esa crítica (aunque no directamente pero si con mi madre como intermediaria), también recibí muestras verdaderas de cariño de otros familiares de quienes no lo esperaba. Eso para mi fue una gran lección: siempre existe gente que reconoce el valor como ser humano sin dejarse llevar por los prejuicios sociales. Esas muestras de cariño son invaluables para mi y resultaron ser el ingrediente que me hacía falta para disfrutar el evento, del cual al final puedo decir que el balance fue muy positivo.

De regreso a Monterrey me vi copada de trabajo en la oficina y en un congreso a nivel local. Es incrible como un viaje de unos pocos días altera mi trabajo y hace que a mi regreso me reciban miles de pendientes. Sin embargo, tanto trabajo me ayudó a no tener tiempo para sentrme apachurrada por estar solita, pues mi esposa anda de viaje.

Y aunque anoche llegué al fin de la semana laboral muy cansada, no pude rechazar la invitación de unos amigos para ir a su casa a una reunioncita. Lamentablemente, entre mi pobre estado de ánimo y el excesivo protagonismo de una persona con la que definitivamente no congenio, no pude disfrutar la velada tanto como hubiera querido.

Para hoy posiblemente sólo salga a tomarme un café con un amigo con el que quiero discutir un proyecto (del que seguramente después les platicaré), y el domingo recibiré a una prima que viene de visita a Monterrey.

Asi pues se fueron dos semanas... ¡De verdad que el tiempo vuela!

miércoles, 18 de marzo de 2009

Tiempo para cambios


Creo que este es el momento de cambiar de actitud y ver las cosas de otra manera. Parece ser que la táctica de ir "paso a paso" no está funcionando del todo, así que comenzaremos a tomar medidas más drásticas.

Así pues, creo que este es el momento indicado para hacer oficial mi nombre: Dania. Es un nombre al que ya le había dado algunas vueltas y sólo estaba esperando a que me convenciera al 100%. Creo que es un nombre que me permite mantener el equilibrio personal ya que no representa un cambio drástico... es sólo un nuevo matíz que logra descubrir mi verdadera esencia. De cualquier forma los amigos me pueden seguir diciendo Dan... de hecho creo que ya se ha hecho popular esa forma de denominarme. En fin, creo que a fin de cuentas no es algo radical, pero por algo se empieza.

martes, 17 de marzo de 2009

Mi gozo en un pozo


Hoy tenía planeado escribir de lo bien que me la había pasado durante el fin de semana largo, sobre todo después de tanto tiempo sin hacer nada divertido con mi vida, pues he estado sumamente ocupada. Esta sería la parte en la que les platicaría de mi cena con amigos del viernes, la salida al antro el sábado, el descanso del domingo y la salida al cine del lunes.

Sin embargo, todo ese gozo se fue al pozo ayer por la noche pues tuve un altercado con mi esposa. No me gusta ventilar asuntos personales en este blog, sin embargo necesito despejar mi mente y dejar salir la frustración de no saber qué es lo que estoy haciendo mal. Yo siento que he logrado mucho en estos últimos meses, y sin embargo sin darme cuenta soy capaz de llevar a mi esposa al límite de la paciencia... pareciera que lo que hago no es suficiente o que no esta bien hecho. Anoche fue muy triste darme cuenta que tengo que poner más empeño y madurez si es que deseo salir a flote de esta transición.

En realidad aún estoy muy confundida, además de que tengo la mente saturada de cosas, pues en el trabajo tengo también mucha presión y en el fin de semana voy a la ciudad de México para un evento familiar, en donde sin duda sere cuestionada como de costumbre. Definitivamente ahora es un momento bastante obscuro, y para acabarla de amolar el día está nublado... ¡y con lo odio los días nublados!

En fin, aqui los dejo con una foto del sábado que nos fuimos de antro a Bizù. Por cierto, no se si pueda seguir poniendo fotos mias en este blog, por lo menos hasta que no platique con una amigo fotografo al respecto o encuentre alguien más que quiera tomarlas... ¿algún voluntario?


sábado, 7 de marzo de 2009

Sobreviviente


Lamento haberme ausentado tanto tiempo de este blog, pero varias cosas se juntaron. Empezando por la visita de una de mis hermanas, para después dar paso a la visita de un colega Alemán. Ambas visitas fueron muy placenteras, pero obviamente requirieron de mi tiempo, esfuerzo y, en ambos casos, una gran descarga emocional. Y es que tuve que enfrentar a ambos y platicarles de mi condición transgénero. Así que ya podrán imaginarse los dramas que viví en las últimas semanas. Aún así, todo salió muy bien...
allá arriba me siguen confirmando que soy una persona afortunada y que siempre tendré el apoyo de la gente que me aprecia, ya sea por los lazos familiares o por el profesionalismo que demuestro en mi trabajo.

Pasados los dramas, hoy planeaba irme de reventón con mi esposa. Lamentablemente ese plan tendrá que esperar pues desde anoche ando con gripe. Ahorita aún siento la cabeza pesada y mi nariz mocosa. Espero que un día de descanso estricto y altas dosis de antigripales me ayuden y mañana esté con animos de salir... esperemos que así sea. Por lo pronto, seguiré sobreviviendo.