jueves, 25 de octubre de 2018

Mi postura ante el rechazo de la UDEM

Ya antes había comentado sobre la situación por la cual me dijeron estoy vetada para ir a dar pláticas a la UDEM pero, en función de la nota que aparece hoy en el periódico El Norte, me gustaría ahondar al respeto y fijar mi postura:

Yo he participado en eventos académicos organizados por la UDEM tanto por cuestiones ingenieriles como por mi labor de activismo. Específicamente, en el 2016 participé como ponente en el Congreso IEEE organizado por profesores y alumnos de Ingeniería Biomédica. La UDEM tiene un capítulo estudiantil de la IEEE muy activo y estoy en permanente contacto con ellos brindando oportunidades de estancias y dando ponencias, esto principalmente porque soy Senior Member de la IEEE y eso me da un perfil más que deseable para esas actividades.



Por otro lado, en ese mismo año fui invitada a participar como ponente dentro de la primera edición del diplomado en Derechos Humanos que organiza la UDEM en conjunción con la Comisión Estatal de Derechos Humanos. Fue en ese evento que, durante mi ponencia, hice referencia al término ateísmo militante y abiertamente reconocí ser atea. Recuerdo que alguien en la audiencia me increpó un poco al respecto, pero no pasó a mayores y concluí mi participación exitosamente.



Sin embargo, desde esa ocasión, nuevos intentos de profesores y alumnos para invitarme a dar pláticas han sido bloqueados por las autoridades y, la explicación que se les ha dado es que "yo no represento los valores de la UDEM". Supongo que eso se refiere al hecho de que sea atea y no mujer transgénero.

Así pues, me sorprende que la UDEM se diga una institución que "fomenta el respeto, la tolerancia y la aceptación ante diversidad", pero que a eso anteponga un supuesto valor católico que traducen en un esquema tradicionalista y por el cual se responde ante los que no somos creyentes con una cacería de brujas. Ese modelo caduco ya ni el mismo Papa apoya y, por el contrario, maneja con un discurso de mayor aceptación.

Lamento mucho que existan instituciones con autoridades empeñadas en mantenerlas en el oscurantismo. Quienes sufren de ello son sus alumnos y profesores, a quienes corresponde demandar una mayor apertura. Yo puedo vivir sabiendo que soy suficientemente buena para que se me abran las puertas, por ejemplo, de la Academia Americana de las Ciencias (en donde recientemente di una plática), aunque al parecer no tenga los valores necesarios para pisar la UDEM.


sábado, 8 de septiembre de 2018

De vuelta a las andadas

Si bien pudieran pensar que el título tiene que ver con la ya imperiosa necesidad de desempolvar este blog, en realidad está relacionado con mi última entrada y mi pasatiempo favorito: ir a conciertos de mis bandas favoritas.

Y es que, durante algún tiempo, dejé de ejercitar mi deporte favorito de ir a conciertos en vivo, ya sea porque alguien me convencía que no valía la pena, o porque yo misma me convencía que estaba muy ocupada y que tenía cosas más importantes que hacer. La realidad es que la música es una de mis terapias favoritas. La música me transporta a lugares y memorias que me inspiran y me renuevan. Así pues, de un par de años para acá, he decidido reencontrarme con mi pasatiempo favorito, a pesar de que a mi edad eso pudiera pensarse contraproducente. Sin embargo, si alguien cuyo nombre no mencionaré fue a un concierto de Maroon 5 a pesar de estar a días de dar a luz... a mi qué me pudiera pasar 😄

Y todo esto viene a colación pues recientemente me puse a hace recuento de todos los conciertos a los que he ido recientemente... y han sido muchos. La lista completa la pueden encontrar en mi perfil de setlist.fm. De hecho, apenas en 2017 fui a mi primer festival y ahora ya me volví adicta a ellos. Del 2016 a la fecha he visto en concierto a 18 artistas distintos, dos veces a U2 en giras distintas (The Joshua Tree y el ei2018tour) y he asistido a tres festivales (Corona Capital, Wonderland y Hellow Fest). Para lo que resta del año me queda ir al Tecate Out Live (a ver a la espectacular St. Vincent), asi como ir a la Ciudad de México a ver a Nick Cave y al Corona Capital 2018, en donde muero de ganas por ver a Bastille. Entre el 2016 y 2018 habré visto más artistas en vivo de los que había visto hasta antes del 2016. 

Lo anterior podría sonarles a que estoy perdiendo el control y que ya no tengo salvación. La realidad es que, si bien he decidido disfrutar más de mi tiempo libre y dedicarlo a los conciertos, también tiene que ver con la tendencia actual en la que las bandas se juntan en festivales pues, es la única manera en que algunos sitios (como el pueblo en el que vivo) pueden darse el lujo de pagarles para que vengan. Y para ejemplo un botón: el único lugar en México al que Maroon 5 vino en su gira actual fue a Monterrey, y fue al festival Hellow Fest.

Ahora mismo estoy con ansias de ver si Smashing Pumpkins viene a México en 2019, así como ver cual será la lista de artistas que vendrán al festival Wonderland en Marzo. Por lo mientras, si andan en alguno de los eventos que antes mencioné, no duden en buscarme y, si me encuentran, las cervezas corren por mi cuenta 😏🍺








lunes, 14 de mayo de 2018

Mi cobertura del U2 eXPERIENCE+iNNOCENCE tour en Las Vegas

Por si no lo saben, soy la fanática número uno de U2. Bueno, a lo mejor exagero un poco, pero en este momento no recuerdo el número con el que estoy oficialmente inscrita al club de fans, pero seguro es un número pequeño.

Dejando de lado los detalles, mi gran afición a U2 me ha dado para verlos en vivo ya ocho veces, la última el pasado viernes en el T-Mobile Arena en Las Vegas. Aunque ya antes había visto a la banda en Estados Unidos (específicamente en Chicago), esta es la primera vez que viajo desde México motivada por un concierto de U2. Y si me decidí a hacerlo fue por las pocas posibilidades de que esta gira, la eXPERIENCE+iNNOCENCE (e+i), llegue a México. Y es que, al ser una gira ideada para arenas, resultaría muy cara para nuestro país. Entonces, aproveché mi opción a comprar boleto preferencial para fans y fui a verlos a Las Vegas a sabiendas que podría además aprovechar el viaje para hacer otras tantas cosas. 

El lugar que me tocó fue extraordinario: yo ya no estoy para la zona general (ya alguna vez vi a U2 de cerca en Chicago y ya me bautizó el sudor de Bono, así que ahora prefiero disfrutar toda la producción), por lo que compré en la zona de asientos muy cerca del escenario alterno al final de la pasarela. Las fotos y el video que tomé no hacen justicia a la cercanía con la que veía al grupo y la pantalla.


A pesar que el e+i tour tiene una producción muy parecida a la gira iNNOCENCE+eXPERIENCE (i+e) del 2015, la versión del 2018 hace mejor uso de la pantalla y explota el nuevo material musical de la banda. De hecho, en el e+i casi tocan completo el nuevo disco "Songs of Experience", el cual tiene canciones extraordinarias y al nivel de los mejores éxitos de la banda. Como ejemplo, "The Blackout", al inicio del concierto, prende la pantalla y al público inmediatamente (nótese en el video el gran "Wooow!" de una chica cerca de mi):


Una vista desde la parte trasera del escenario principal (opuesta a mi ubicación en Las Vegas) del inicio del concierto unos días antes en San José la pueden ver aquí.  Además, el hecho de que la banda ahora inicie el concierto dentro de la pantalla le agrega dramatismo y sorpresa. De hecho, las entradas y salidas de la pantalla se vuelven un elemento clave de la producción:


Otra cosa que me encantó, además de lo bien balanceado del setlist de canciones que tocaron esa noche, es el manejo de los distintos escenarios. Y es que la banda no sólo usa el interior de la pantalla, el escenario principal y el escenario alterno, sino hasta unos pequeños pedestales para que The Edge y Adam Clayton queden en puntos opuestos y en un instante hubiera un miembro de la banda en cada extremo de la arena:



Y bueno, no podían faltar los momentos políticamente incorrectos que nos recuerdan mucho la época del "Rattle and Hum", aunque ahora en una versión más ligera:



En conclusión, el U2e+iTour me encantó. Realmente valió la pena ir a Las Vegas a ver a U2, además de que aproveché para beber un poco (o un mucho), apostar en las máquinas tragamonedas (que se tragaron de manera infame algunos de mis billetes), hacer unas cuantas compras, ver Zumanity, y hacer nuevas amistades. Pero todo lo adicional al concierto de U2 merece otra entrada a este blog... o simplemente merece que se quede en Las Vegas. Por lo pronto, hoy anduve de presumida en la oficina:

sábado, 5 de mayo de 2018

México, tierra de víboras

Personas como la soprano Morgana Love o yo definitivamente podemos considerarnos privilegiadas, pues nuestra condición de mujeres trans no ha sido determinante en nuestra carrera profesional. Sin embargo, tampoco ha sido miel sobre hojuelas: ni nadie nos ha regalado nada del éxito profesional que hemos logrado y, más aún, nos hemos visto sujetas a un mayor escrutinio de nuestras capacidades en comparación a nuestros pares cisgénero.

Esto lo comenta Morgana en una entrevista que acabo de verle para Notimex, la cual comparto con ustedes. Si bien no entra en detalles (ni a mi me interesa hablar al respecto), deja en claro cómo es que somos permanente objeto de lo que coloquialmente se conoce como viboreo. Concuerdo con Morgana que para esos menesteres, pareciera que los Mexicanos se pintan sólos y, las personas trans, somos una presa fácil de las víboras. Por ello, una de las habilidades de superviviencia de las que debe preciarse toda mujer tras es la habilidad de crecer una piel muy gruesa, similar a la del rinoceronte, para poder sobrevivir tanto viboreo. Aquí les dejo la nota:



miércoles, 14 de marzo de 2018

Conciertos, Stephen Hawking y otras banalidades

En la entrada anterior de este blog había prometido una cobertura de mi experiencia en el segundo concierto de Depeche Mode en la Ciudad de México. Sin embargo, con la noticia de la muerte de Stephen Hawking, el tema me pareció absolutamente banal. Ya se ha hablado mucho de la gran pérdida que su muerte representa para nuestra humanidad, pues en él se cifraba una permanente búsqueda por respuestas a cosas elementales que explicarían nuestra propia existencia. Sin embargo, el Prof. Hawking nunca fue una mente ajena a la sociedad, a la popularidad o, incluso, a la banalidad.

Y es que, tanto en la ciencia como en otras cosas denominadas como "banales" encontramos felicidad. El Prof. Hawking se caracterizaba por su enorme sentido del humor y su profundo deseo por experimentar cosas más allá de lo que sus propias limitaciones le permitían. Jamás se plantó en una zona de confort y se permitió ser famoso, excéntrico y popular. Se convirtió en algo más que un gran científico: en una celebridad. Más aún, aprovechó su estatus célebre para inspirar a otros.

Así, regreso al tema de los conciertos, sólo para recordar la colaboración que el Prof. Hawking tuvo con U2 durante su gira "Innocence & Experience" con el mensaje "Global Citizen", en el cual Stephen Hawking hace un llamado a la tolerancia y el respeto:


"When we see the Earth from space, we see ourselves as a whole.
We see the unity, but not the divisions.
One planet, one human race.
We are not the same, but we are one.
We are here together and we need to live together with tolerance and respect.
Our only boundaries are the way we see ourselves. The only borders: the way we see each other.
We must become global citizens.
Our voices are important.
We give our elected officials their power, but we can take it away. Be involved!
We are all time travelers, traveling together into the future.
But let us make that future a place we want to visit.
Be brave. Be determined. Overcome the odds. It can be done!"
Me tomé la libertad de resaltar partes del mensaje del Prof. Hawking en las cuales siento nos pide hagamos un compromiso. Él podrá haberse ido, pero el compromiso allí nos queda.

Por segunda vez en mi vida salgo de un concierto para enterarme de una muerte que nos ha conmocionado. La primera fue el 23 de marzo de 1994 cuando, tras salir del concierto de Scorpions en el Palacio de los Deportes, llegué a casa para enterarme del asesinato de Luis Donaldo Colosio. Ahora, la nota del concierto de Depeche Mode será que, tras haber presenciado un gran concierto, llegué a mi hotel para enterarme de la partida de Stephen Hawking.

domingo, 11 de marzo de 2018

Beyond Wonderland Monterrey 2018

Ayer anduve por el Festival Beyond Wonderland Monterrey 2018, el cual tuvo lugar en el Parque Fundidora. De alguna manera eso me representó un conflicto de interés dado que reconozco la imperante necesidad de que el área metropolitana de Nuevo León emprenda medidas para proteger y aumentar el número de áreas verdes, en lugar de estarlas rentando para ser usadas como grandes discotecas. Sin embargo, en esta ocasión me ganó la nostalgia de reencontrarme con el DJ Tiesto después de haberlo visto en Chicago hace años.

Así, con la agradable compañía de mi querida amiga Gaby, nos lanzamos a la aventura del festival sólo para comprobar que ya no estamos para estos trotes. Si bien estuvimos muy contentas, ambas acabamos muertas de cansancio y Gaby con mucho dolor de espalda. Por eso, estamos considerando seriamente retirarnos de la escena de los festivales (aunque seguro será un retiro que durará sólo hasta el siguiente festival que se nos cruce). Lo que si es un hecho que a mi personalmente me sirvió para liberarme de miles de tensiones y malas vibras que venía cargando desde hace semanas, y ahora me encuentro de nuevo centrada y con la sabiduría ganada de conocer bien el terreno en el que estoy parada... pero ese no es el tema de esta entrada, sino la música...

Yo no me considero muy afecta a la música electrónica y los DJs, pero ayer disfruté mucho las entregas de Orjan Niesen, Disto, Robin Schulz, Marshmello y obvio Tiesto. Además nuevamente dejé aflorar mi personalidad extrovertida, lo que me llevó a llenarme de glitter y besos de personas desconocidas. 

Una publicación compartida por Dania Gutiérrez (@dangtz) el


Ahora no me sentí tan fuera de lugar, pues veo que la nostalgia gira en las tornamesas de muchos DJs. De hecho, en las mezclas de los cinco DJs que anteriormente mencioné, todos incluyeron la pieza "Seven Nation Army" de White Stripes y tres de ellos "Sweet Dreams" de Eurythmics. Una gran sorpresa fue escuchar la versión de Robin Schulz a la nueva canción de U2 "Summer of love", la cual me encanta. Aquí les dejo un video que tomé del momento y que además sirve para presumir mi nueva cámara 360° para mi super teléfono celular.

Video 360° (mueve el mouse con click izquierdo sobre el video para ver alrededor)

Y, a pesar de que Tiesto ya no es el DJ más famoso de la actualidad, su veteranía y reconocimiento mundial le valió cerrar el festival, para lo cual presentó un material muy variado y bastante movido, digno de un gran cierre para un excelente festival. Antes de él estuvo el DJ Marshmello, el cual se me hizo muy entretenido.




Una publicación compartida por Dania Gutiérrez (@dangtz) el

En conclusión, los festivales me siguen encantando y muy probablemente el Beyond Wonderland 2018 no será el último al que quiera ir. Ahora, no me queda más que cargar batería, agarrar mi maleta e irme a ver a Depeche Mode el martes en el Foro Sol... reporte de ese concierto por venir... ¡Hasta entonces!

lunes, 1 de enero de 2018

Foto anual

Como ya es tradición en este blog, el primer día del nuevo año salgo arrastrándome desde la cama hasta la computadora sólo para publicar la foto que un grupo de sabios ha determinado como la mejor foto que me fue tomada en el año anterior. La decisión del grupo de sabios es irrevocable, así que espero les guste. ¡Feliz Año 2018!